Artillería Histórica

Pasado de nuestro Ejercito.

Moderator: Moderadores

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 1:27 pm

IX. Artilleria del S. XIX
Obuses

Image
Obuses de comienzos del Siglo XIX; Ilustraciones de Peter Sarson en "Weapons and Equipment of the Napoleonic Wars".

Ilustraciones
A- Obús pesado inglés de 5 1/2 pulgadas (140mm), utilizado en el período de 1786 a 1819

B- Obús francés Sistema Gribeauval de 6 pulgadas (152mm); período Napoleónico. Nótese que el tubo no sobresale de las ruedas.

Obuses

A diferencia de los cañones, que tienen una longitud de 12 calibres o más, los obuses tienen una longitud de ánima comprendida entre 5 y 10 calibres y fueron pensados para disparar con ángulos de elevación relativamente altos. Su alcance iba desde unas 500 a 1800 yardas (450 a 1600m, aproximadamente). La cantidad de sirvientes de un obús de 6 pulgadas francés era de 8 artilleros especializados y 5 no especializados (normalmente infantes, encargados del movimiento de municiones desde los armones).

A finales del S. XVIII y comienzos del XIX, los obuses tenían ánima lisa, se cargaban por la boca y eran fundidos en bronce o hierra, dependiendo del país. Obuses y morteros disparaban esferas de hierro huecas y rellenas de pólvora, que explotaban en un momento predeterminado por el artillero, gracias a un fusible ajustable que se encendía en el instante del disparo. Este proyectil ("common shell" en inglés), si estaba mal calibrado, podía ser apagado por el enemigo al llegar a tierra, por lo que se necesitaba de gran habilidad de parte de los artilleros para determinar "a ojo" el tiempo de vuelo. El fusible podía acortarse para que el proyectil estallase en el aire, luego de pasar por encima de las cabezas de tropas amigas, o superar obstáculos del terreno.

En 1784, el inglés Henry Shrapnel inventó la "caja esférica" (spherical case), luego bautizada con su propio apellido; se usó por vez primera en 1804. Su envoltura se parecía a la de un proyectil común, pero transportaba una carga explosiva de pólvora rodeada de balas de mosquete. Ajustando debidamente el fusible, el shrapnel lanzaba una lluvia de balas, desde arriba, sobre la tropa enemiga, cubriendo un diámetro de 250 yardas. Aunque teóricamente podía alcanzar a muchos hombres, al parecer las heridas infligidas no eran de consideración.

Obuses españoles

La Real Artillería Española siguió en general el Sistema Gribeauval, aunque reteniendo el diseño tradicional de los tubos, los cuales estaban fundidos en hierro y no en bronce, como era el caso francés.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 1:36 pm

X. Artilleria del S. XIX
Morteros


Image
Morteros inglés y español de comienzos del Siglo XIX; Ilustraciones de Peter Sarson, en "Weapons of the Napoleonics Wars" (1) y de "Historia del Regimiento 5 de Artillería (1898-1998)" (2)

Los morteros son diseñados para el fuego con gran ángulo, casi exclusivamente para sitio o guarnición, debido a su peso y el tamaño enorme de su cuna. En el S. XIX consistían en cañones cortos fijos a una "cuna" de madera muy resistente, encargada de absorber todo el retroceso. La elevación se lograba mediante cuñas insertadas en la parte delantera de la cuna o simplemente se dejaba fijo el tubo en una elevación de 45º, variándose el alcance mediante el uso de diferentes cargas de proyección.
Por ejemplo, el mortero ingés de 13 pulgadas (33cm) podía obtener alcances que iban desde 245 yardas (224m) con una carga de 14 onzas (400g) de pólvora, hasta 2706 yardas (2470m) con una carga de 8 libras (3,63kg).

Las bombas más comunes de los morteros eran esferas huecas de hierro llenas de pólvora y selladas con un fusible de madera; estos proyectiles poseían grandes efectos destructivos cuando caían casi verticalmente sobre su objetivo. También se podían disparar bolsas de piedras (morteros llamados "pedreros") con efectos antipersonales o granadas incendiarias ("carcasas"): estas consistieron primero en bolsas de lona embreada y luego cajas de acero llenas de una mezcla combustible, con 3 o 5 hoyos llenos de pólvora y que actuaban como fusibles. Una vez que comenzaban a arder, eran prácticamente imposibles de apagar, ardiendo de 3 a 11 minutos, de acuerdo al calibre del proyectil. También podían dispararse balas de señales, consistentes en una estructura oval de hierro, cubierta con tela empapada en una mezcla de salitre, pólvora, azufre, resina y aceite de lino, que se encendían al salir del ánima.

El peso de los morteros variaba de los 36 quintales (1660kg) para los morteros de 13 pulgadas, de 1,10m de longitud de la caña en acero hasta los "Coehorn" de bronce de 0,34m de longitud y 35kg de peso. Este último podía ser transportado por dos hombres, pero se elevaba del piso al disparar su bala de 11cm de diámetro.

Los Morteros en la Banda Oriental

Los ingleses usaron durante su 2ª Invasión a nuestro territorio (1807) una batería de dos morteros de 10 pulgadas, de acuerdo al plano levantado por el Teniente de los Royal Marines George Robinson. Ruiz Huidobro también menciona estas armas, indicando que se hallaban ubicadas "al lado del camino del Cordón". Los disparos comenzaban en horas de la madrugada y seguían hasta la noche. Al parecer, estas armas causaron bastantes bajas entre los defensores y los servidores de la piezas de la defensa, aterrando también a la población.

El 22 de junio de 1812, en la Fábrica de la Residencia (Argentina), los patriotas realizaron su primer experimento de fundición de armas de artillería, construyendo un mortero de 12", cónico, a la Gomer, bajo la dirección del Coronel español Angel Monasterio. El segundo experimento fue realizado el 15 de agosto de ese año, usándose como moldes unos morteros fundidos en Sevilla en 1724 y 1727.
Las armas se bautizaron "Túpac Amaru" y "Mangore".
En septiembre de 1813, durante el 2º Sitio de Montevideo, las fuerzas de Rondeau usaron estos morteros para bombardear la plaza. Estas armas, las únicas de esta clase que poseían los patriotas, rebautizadas "Boca Negra" y "Manduré", han quedado en el recuerdo a través de numerosos "cielitos", así como en las historias de Isidoro de María. Vigodet, Jefe de la guarnición, debió ordenar el retiro de las familias a los barrios del oeste, hacia el Hospital y las Bóvedas, por temor al efecto de sus proyectiles. Se dice que se instaló un vigía en lo alto de la Iglesia Matriz para sonar una campana de advertencia, dando así tiempo a todos para protegerse. Después de 200 disparos, el "Manduré" estalló y cesó el bombardeo. Los españoles respondieron mediante los tiros de "Bombillo", una lancha cañonera situada frente al Arroyo Seco, que disparaba sobre el reducto sitiador, el cual estaba entre los médanos de esa zona.

Ilustraciones

1- Mortero inglés de 10 pulgadas (25,4cm) .

2- Mortero Español denominado "El Monasterio".
Esta arma se conserva actualmente en el Museo Histórico Nacional de Buenos Aires.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 1:48 pm

XI. Cohetes Congreve;
S. XIX

Image
Cohetes Congreve (1805); Ilustración de P. Haythornthwaite.

Introducción:

En fecha tan antigua como 1232, los chinos utilizaron cohetes de propelente sólido (pólvora) en sus combates contra los invasores mongoles. Luego del descubrimiento de la fórmula de la pólvora en Europa -por Roger Bacon- a comienzos del S. XIII, esta mezcla de carbón, salitre y azufre empezó a ser usada en las primeras armas de fuego y en los cohetes. Al parecer, uno de los primeros usos militares de estos últimos se hizo entre 1379 y 1380 en las guerras entre Padua y Venecia.

El sistema Congreve

En 1802, el Coronel Británico William Congreve analizó detalladamente las aplicaciones militares de los cohetes, publicando posteriormente sus conclusiones en 1814 en una obra denominada "Details of the rocket system" (Detalles del sistema de cohetes), por lo que sería nombrado caballero poco después. Congreve formó también la primera unidad especializada en el uso de estas armas, formada por 175 hombres (rocket troops= coheteros).

Los primeros cohetes Congreve se usaron en 1805. En su construcción, consistían en una cabeza que contenía diversos tipos de carga (Incendiaria, explosiva de concusión, explosiva de fragmentación, bengalas de señales) sujetas a una varilla que les brindaba cierta estabilidad durante el vuelo. Para su lanzamiento no se necesitaba gran cosa: bastaba un caballete de madera para darles dirección y elevación en forma aproximada. Ese sistema podía suplirse por una carreta sencilla e inclinada o apoyando el cohete contra una roca, en el peor de los casos.

Los cohetes eran armas baratas, fáciles de transportar: un Rocket Troop británico de 172 hombres podía llevar 840 proyectiles en sus monturas, sin necesidad de ningún vehículo. Las varillas se llevaban al hombro como los astiles de una lanza, por lo que el peligro pasaba desapercibido para el enemigo.
Sin embargo, los Congreve no eran armas de confiar, pues tendían a desviarse y en algunos casos volvían sobre sus propietarios. Por ello no fueron demasiado usados, como no fuera para incendiar blancos extensos, como la ciudad de Copenhague, sobre la cual se lanzaron 40.000 cohetes en 1807. También eran utilizados a veces para intentar afectar la moral del enemigo y generar confusión entre las filas de éste, como trámite previo al comienzo de una batalla. Lanzados contra las filas cerradas de los ejércitos europeos, aquellos cohetes arrastrándose por entre los soldados, lanzando chispas, humo y metralla, provocaban desconcierto.

Tipos:

Los cohetes Congreve se dividían en tres clases:

a. Pesados
Se usaban como proyectiles incendiarios y explosivos, con alcance máximo de entre 2100 a 2500 yardas (1900 a 2300m).
Tenían cabezas de 6, 7 y 8 pulgadas de diámetro (152 ; 178 y 203mm), mástiles de 21, a 24 pies (6,4 a 7,3m) y unos 3 cwt (152kg) de peso.

b. Medios
Pesos de 24, 32 y 42 libras (11, 14,5 y 19 kg).
El cohete de 32 libras era considerado el más ligero de bombardeo y el más pesado de campaña. Estos podían transportar metralla o balines y los de 24 libras "cannister" o latas llenas de balas que explotaban en el aire sobre las tropas enemigas.

c. Ligeros
Pesos de 6, 9, 12 y 18 libras (2,7, 4,1; 5,4 y 8,2 kg).

Los cohetes incendiarios contenían de 25 a 50 libras (11 a 23 kg) de explosivo.

Los cohetes sólo fueron usados en Europa por Inglaterra y Austria, relegándose luego al olvido hasta las guerras zulúes (fines del S. XIX), cuando fueron reemplazados por el material Hale (que tampoco tuvo demasiado éxito).

Las armas "a la Congreve" fueron usadas en el Uruguay durante la Guerra Grande (1839-1852) por las tropas sitiadoras de Oribe (así lo menciona el General César Díaz en sus "Memorias") sin gran éxito. También estuvieron presentes en la Guerra del Paraguay (1865-1870), según lo describe León de Palleja; el 20 y 24 de mayo de 1866, por ejemplo, el lanzamiento de un cohete Congreve fue la señal para el comienzo del asalto paraguayo en Tuyutí. Durante este combate los paraguayos usaron al menos una batería cohetera como apoyo móvil de su infantería.

Ilustraciones

1. Cohete incendiario medio de 32 libras.
La longitud de la cabeza (carcasa) es de cerca de 1m y la de la varilla 4,6m (se ha cortado a efectos del dibujo).

2. Cohete con cannister de 24 libras.
Cabeza de 85cm de longitud; varilla de 4,3m.

3. Cohete ligero de 18 libras.
Cabeza de fragmentación (granada) de 62cm de longitud; varilla de 4m.

4. Cohete ligero de 6 libras.
Cabeza de fragmentación de 45cm de longitud y varilla de 2,4m.

Los dibujos no están realizados a escala constante. Las cabezas más largas se realizaban en secciones, unidas entre sí por zunchos metálicos.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 2:00 pm

XII. Artillería Artiguista
1815

Image
Sirviente de una pieza de artillería artiguista o "El artesano"; Acuarela de Federico Reilly.

Historia:

Ya el 28 de febrero de 1811, tras la caída de Mercedes, se impartieron órdenes para "Que se elija un Comandante de Artillería con 20 hombres, los que deberán existir en el Cuartel que se les elija, que es donde deben estar los cañones, para de allí colocarse en los puntos que se tenga ya dispuesto en los casos de ataque. Que entre los 20 hombres se nombre 4 cabos y se instruyan en las funciones que les corresponda..." (Órdenes del Alferez Justo Correa).

Los españoles estimaron que los patriotas disponían de 4 piezas de artillería al atacar el poblado de Colla (21 de abril), pero esto no fue confirmado por los partes de Venancio Benavídez, quien comandaba a los rebeldes. Lo cierto es que el 17 de mayo, Artigas contaba con dos piezas de artillería de a 2, junto con unos 20 servidores; con ellos combatiría en Las Piedras al día siguiente. La artillería artiguista, dispuesta en los flancos, combatió bravamente en inferioridad de condiciones y obligó a los españoles a abandonar un cañón, junto con su carreta de municiones. Tras la derrota de Posadas, cayeron en poder de los patriotas: 1 cañón de bronce de a 4; 2 obuses de 6 pulgadas y 3 carros de municiones, con 78 granadas y 52 botes de metralla.
En la Revista del Ayuí (1812), Artigas contaba ya con 6 cañones (de 2, 3 y 4) y 150 artilleros. En 1814, sólo había 8 o 10 piezas, con pocas municiones.

El Cuerpo de Artillería

El 8 de marzo de 1815 se resolvió formar un Cuerpo de Artillería patriota. Por ello, Fernando Otorgués ordenó el 22 del mismo mes que se alistaran los soldados de los diferentes cuerpos que hubiesen servido en artillería. Se reunieron así 200 hombres en dos Baterías Volantes, siendo sus Capitanes José Monjaime y Manuel Oribe. Posteriormente, se agregaría al Cuerpo una Compañía de Morenos con 100 hombres, para el servicio de las piezas situadas en las murallas de Montevideo. En 1816, aún quedaban en el Cuerpo 8 Oficiales y 186 de tropa, perdiéndose la organización tras la 2ª Invasión Portuguesa. Entre las pérdidas y las deserciones se contó la del propio Oribe con todo su Batallón de Artillería (octubre de 1817), quien con el consentimiento de Lecor se dirigió a Buenos Aires, donde fue bien acogido.

A fines de 1815, el Cuerpo de Artillería disponía de 63 cañones montados y 155 desmontados, con calibres que iban de 2 a 24 libras para cañones y carronadas y entre 5 1/2 y 6 pulgadas para obuses.

La ilustración
La figura de Reilly representa un artesano de la época, quien poseía los conocimientos técnicos para el manejo de una pieza de artillería. Sus ropas son totalmente civiles.
La lámina pertenece a uno de los antiguos Calendarios de la Fábrica de Alpargatas, que sin duda algunos memoriosos recordarán.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 2:09 pm

XIII. Artillería oriental en Sarandí
1825

Image
Artillería Oriental de 1825; Acuarela del Capitán (eq) Alfredo Sansón.

En junio de 1825 arribó a Maldonado un navío procedente de Gibraltar; en él llegaba el Teniente Coronel Vicente Virginio, de origen italiano, quien anteriormente se halló al servicio de las Tropas Constitucionales españolas, pero fue desterrado por su participación en un levantamiento contra la Corona.
Juan Antonio Lavalleja nombró a Virginio Comandante de la Artillería Oriental, a la cual su Comandante debió crear prácticamente de la nada, reuniendo piezas y hombres donde pudiese hallarlas.

En Punta del Este se encontraron 4 cañones de 24 inútiles, clavados, de los cuales se pudo recuperar uno. En la Isla de Gorriti se recogieron 5 piezas de a 24, bajo el agua, y 6 de 12 y 18, también inutilizados. En el Solís Grande se recuperó un cañoncito de 3, una carronada de una cañonera y una pieza de jarcia, metralla y balas.
Rivera disponía de un solo obús de 6 pulgadas, sin su cureña. Se requisaron entonces carretas para improvisar: la de Manuela Montero se sabe que se usó para el carro de las municiones.
En Buenos Aires se consiguieron dos cañones "de fierro" de a 6, que fueron pasados entre los navíos brasileños surtos en Colonia, junto con 100 tiros de pólvora y 100 de metralla (agosto 26). El 4 de septiembre llegó un cañón de a 4 de campaña con su cureña y otros dos un poco después.

Virginio solo disponía de 6 hombres: el sargento primero Seferino Guerrero y cinco soldados, de los que sólo quedaban dos el 20 de junio de 1826.
El 14 de septiembre Virginio marchó con su artillería (un obús de 6 y una pieza de a 3) hacia Durazno, donde se enteró por el Coronel Duarte que existían tres o cuatro cañones, "trofeos enterrados" de la época de Artigas. Con todas esas piezas, se fortificó la ciudad como Capital y sede del Gobierno Oriental, con los cuarteles la Infantería, Artillería, Maestranza, etcétera. Por estas épocas, Virginio contaba con 25 artilleros.

Cuando se produjo la batalla de Sarandí (12 octubre 1825), una pieza de a 4 comandada por el Subteniente José J. Oliveira (brasileño, simpatizante de los patriotas y fugado de Montevideo), situada a la derecha del dispositivo Oriental, junto a los tiradores de Maldonado, inició la acción con tres disparos.

Ilustración
La acuarela de Sansón representa la pieza de 4 y uno de sus servidores, que viste ropas civiles: bombacha blanca y chiripá rojo, camisa, botas de potro y vincha de cuero para sostenerse el cabello. Por estas épocas no existían uniformes, los que recién se adoptarían al nacer el Estado Uruguayo.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 2:15 pm

XIV. Cañoneo de Casa Blanca
1825

Image
Batería de Casa Blanca (1825); Acuarela del Capitán (eq) Alfredo Sansón.

La acción de Casa Blanca

Tras la Batalla de Sarandí, se hizo inminente la entrada de las Provincias Unidas en la guerra contra Brasil, por lo cual era crucial para el Brasil el mantenimiento de una Escuadra sobre el Río Uruguay, tanto para cuidar de sus propias comunicaciones como para aislar la Provincia Oriental del resto del continente.
Barcos brasileños cañoneaban impunemente los poblados del Litoral, por lo que el 12 de noviembre de 1825 el General Julián Laguna -Jefe Militar de Payasandú- solicitó los cañones prometidos por Lavalleja para la defensa. Virginio partió, habiendo recibido órdenes de hostigar la navegación. Se colocaron baterías tanto al sur como al norte de la ciudad de Paysandú.
La Batería de Casa Blanca, formada por 3 piezas, se localizó 300m al sur de las ruinas del mismo nombre. La lámina ilustra claramente como la batería dominaba el Río Uruguay y las ciudades de Concepción y Paysandú. Si bien no cortó el tránsito a las incursiones brasileñas, lo obstaculizó, repeliendo los navíos, dañando a la nave capitana de la Escuadrilla del Uruguay -la goleta "Oriental" - con siete impactos directos el 5 de diciembre de 1825. Como consecuencia de estos hechos, conocidos como
"Acción de Casa Blanca"
- sólo algunos lanchones brasileños se atreverían a pasar de allí en más, y esto aún por la noche.

Sin embargo, a pesar de estos éxitos de la Artillería Oriental, surgieron diferencias entre Virginio y su superior, el Teniente Coronel Bartolomé Quinteros, que hicieron que el primero emigrase a la Argentina y que las piezas regresasen a Durazno.

Luego de la entrada en nuestro territorio del "Ejército de Observación de las provincias Unidas" al mando del bonaerense Carlos M. de Alvear, el batallón de Artillería pasó a denominarse
Batallón Nº 2
por orden del Ministerio de Guerra Argentino, el 23 de febrero de 1826. La Artillería Oriental siguió existiendo como Cuerpo hasta junio de 1826, si bien ya se empleó poco y nada.
La tropa veterana de la Unidad formaría la Brigada de Artillería Ligera en 1829.
Last edited by danny on Sun Aug 10, 2008 11:37 pm, edited 1 time in total.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 2:24 pm

XV. Primera Artilleria uruguaya
1829

Image
batería de 1829; Lámina del Capitán (Eq.) Alfredo Sansón.

La Artillería en 1829

El Ejército del flamante estado uruguayo de 1829 comprendía una Brigada de Artillería Montada de dos Compañías de 100 plazas cada una. En septiembre de 1829 los efectivos eran: 1 Sargento Mayor (grado correspondiente al actual de Mayor), 5 Oficiales y 228 hombres de tropa. Estos hombres eran tropa veterana y provenían del Ejército del Norte del Brigadier General Fructuoso Rivera, de los Dragones Libertadores y de los Húsares Orientales.
Era Jefe de la Brigada en 1830 el Sargento Mayor Julián Álvarez.

No he encontrado información acerca de qué clase de cañones utilizaba esta Unidad, pero sospecho que debían ser remanentes de piezas argentinas, españolas y quizás brasileñas, utilizadas entre 1815 y 1827.

Uniformes

El Primer Reglamento de Uniformes de nuestro país surgió de un decreto del Gobierno Provisorio, el 24 de febrero de 1829, y fue ideado por el Coronel Eugenio Garzón, Ministro de Guerra. Garzón dispuso que existiese un solo uniforme para cada una de las armas que componían el Ejército, y que dicho uniforme no se distinguiera más que por un número, marcado en el botón y en el escudo del morrión, así como por el color del penacho.

Para la Artillería Ligera, el Reglamento estableció el siguiente uniforme: casaca corta azul y derecha, collarín (cuello), barra (vueltas) y vivos encarnados, bota (bocamanga) azul, dos granadas en el cuello, centro (pantalón) blanco y azul (se usaba el blanco en el uniforme de gala y el azul en servicio) lisos, morrión con guarniciones, penacho colorado.

Existen discrepancias entre los autores en cuanto a la forma del morrión: algunos lo ilustran de forma troncocónica con el aro superior de menor diámetro; Sansón lo ilustra al revés y la Unidad Histórica Tradicional de Artillería Ligera de 1830 lo usa en la forma descripta por Sansón.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 2:37 pm

XVI. Artillería de Rivera
1839

Image
Artillería de Rivera (1839); Acuarela de Emilio Regalía.

La Compañía de Artillería de 1840

Debido a la baja de sus efectivos, la Brigada de Artillería se redujo cada vez más, hasta reducirse a un Piquete.
El 24 de enero de 1840, teniendo en cuenta que el Piquete debía atender las piezas del Fuerte San José y elaborar los artículos del arma, se ordenó aumentar los efectivos de artillería hasta una Compañía de 100 hombres, decretándose lo siguiente:
"Siendo necesario proceder al aumento y organización de la fuerza de Artillería para atender a la dotación de las piezas de la Fortaleza de San José y la elaboración de los artículos pertenecientes a aquella arma...
"Artículo 1º- El piquete de Artillería de esta Plaza será remontado hasta el número de 100 plazas, que formará una Compañía.
"Artículo 2º- El Sargento Mayor D. Eduardo Escola queda nombrado Jefe de esta fuerza.
"Artículo 4º- El jefe nombrado está bajo la inmediata dependencia del Coronel Jefe de la fortaleza D. Gabriel Velazco, en todo lo concerniente al servicio de armas".


Finalmente, en noviembre de 1840 se organizaron las tropas de esta arma en un Cuerpo de Artillería .
El 29 de diciembre de 1839, el Escuadrón de Artillería, con 100 hombres y 6 piezas, formó durante la Batalla de Ca-gancha (departamento de San José) en el centro de la línea del Ejército del General Rivera. Se hallaba entonces el Escuadrón al mando del Teniente Coronel José M. Pirán y del Sargento Mayor Mariano de Vedia, aunque durante la batalla, la dirección de tiro estuvo a cargo del Coronel Julián Martínez.
En combate, la artillería de Rivera destacó, especialmente la pieza a cargo del Alférez Enrique de Vedia, la cual situada estratégicamente en una altura contribuyó a dispersar la infantería enemiga con tiros de botes de metralla.

La artillería se perdió en su totalidad en la Batalla de Arroyo Grande el 6 de diciembre de 1842, por lo que el Gobierno de la Defensa debió rehacer sus efectivos.

La ilustración

Esta lámina, de la cual lamentablemente solo dispongo de la versión en blanco y negro, era a todo color.
Estos Artilleros visten camisa roja y gorra de plato o de pastel celeste, bombacha campera y chiripá azul. Calzan botas de potro. El correaje, visible en la figura en el borde derecho, consiste en cinturón y bandolera de cuero, para la cartuchera y la espada.
A la izquierda se halla un tambor de órdenes. La pieza podría ser un cañón de a 8.
Last edited by danny on Sun Aug 03, 2008 2:50 pm, edited 1 time in total.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 2:44 pm

XVII. Artilleria de la Defensa
Guerra Grande

Image
Artillero de la Defensa (1846); Acuarela del Capitán (eq) Alfredo Sansón.

En la época de la batalla de Arroyo Grande (6 de diciembre de 1842), la Artillería de nuestra Capital consistía en 6 piezas, sin ningún artillero, parque, maestranza ni depósitos militares de ninguna clase.
Rápidamente se tomaron medidas: el 12 de diciembre se nombró al Brigadier argentino José María Paz como Jefe del Ejército de Reserva, quien a su vez eligió al Coronel Manuel Correa como Comandante General de Armas de la Capital. El 14 de diciembre comenzaron a distribuirse los negros emancipados dos días antes, formándose un Escuadrón de Artillería Ligera a las órdenes del Teniente Coronel Carlos Paz. Este Escuadrón constaba de una base de 100 negros, completándose con hombres provenientes de Mercedes, con los cuales se alcanzó la cifra de 600 tropas en 1843, diseminados en Compañías y Pelotones entre todas las Baterías para dar servicio permanente a las armas.

Las piezas primeramente utilizadas eran viejos cañones españoles de hierro, los cuales se hallaban clavados como postes en las orillas de las veredas. Fueron extraídos y montados en cureñas realizadas por la Maestranza, operación que contó con la dirección del Jefe de Estado Mayor, Manuel Correa, antes mencionado.

En febrero de 1843 se ordenó entregar al Estado Mayor todos los cañones a bordo de los buques nacionales y se recogieron todas las balas existentes en la Capital. De allí en más, la Artillería se hallaría a las órdenes del General Tomás de Iriarte.
Las piezas se colocarían a todo lo largo de las murallas, pero especialmente se concentraban en Baterías colocadas sobre los Baluartes de la Defensa.
Desde la izquierda de la línea exterior (Barrio de la Aguada) se encontraban: el Reducto "Montevideano", las Baterías "Sosa", "Rondeau", "Constancia", "Del Centro" o "De las Bolsas", "Santiago Vázquez" y la Batería "Carro". Todas ellas disponían de un baluarte para varios cañones y una casa fortificada o un parapeto para la tropa de infantería. Alrededor de la ciudad existían otras Baterías.

En 1844, las piezas de la plaza de Montevideo sumaban 170, repartidas entre los Bastiones, el Fuerte San José y el Escuadrón de Artillería Ligera y de Plaza, entre las que se contaba un tren volante destinado a realizar salidas periódicas contra los sitiadores.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 3:15 pm

XVIII. Artillería de la Legión Italiana
1846

Image
Artillería al mando de Garibaldi.
Dibujo acuarelado firmado "L. C." , encontrado en La Rochelle, Francia. y publicado en el Suplemento del diario El Día Nº 1524.

La imagen muestra uno de los baluartes de la Defensa de Montevideo. Garibaldi, con un catalejo , observa las avanzadas enemigas acompañado por soldados de la Legión Italiana. Esta obra, posiblemente, fue realizada por otro legionario aficionado al dibujo.

Llama la atención la cureña del cañón, con dos mástiles y pequeñas ruedas, para moverla más fácilmente en cualquier dirección. La pieza, bastante pesada, podría ser de a 24. Uno de los artilleros se apresta a dar fuego a la carga, mientras el otro se recuesta contra el parapeto, con toda seguridad para evitar el retroceso del cañón.
Entre 1843 y 1845 se levantaron numerosas baterías como la ilustrada por L.C., defendidas además por piquetes de infantería
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 3:31 pm

XIX. Artillería oriental
1860

Image
Batallón de Artillería Oriental (1860); Acuarela de Alfredo Sansón.

La Artillería tras el fin de la Guerra Grande

Como se ha visto, en 1829 se dispuso la existencia de una Brigada de Artillería Ligera, la cual finalmente tomó cuerpo como un Piquete de Artillería. En 1840, el piquete se aumentó a 100 individuos (1 Compañía).
Al terminar el Sitio Grande, en noviembre de 1851, el Coronel César Díaz reordenó las piezas y personal existente en Escuadrones. Uno de dichos Escuadrones, al mando del Teniente Coronel Mariano Vedia (26 oficiales, 162 de tropa) se hizo cargo de la Batería de 6 piezas que acompañó a la División Oriental en la Batalla de Monte Caseros (3 febrero 1852).

El 4 de agosto de 1852, el Presidente Giró ordenó la formación de una Brigada de Artillería, siempre al mando de Vedia, dividida en 2 Compañías de 68 plazas cada una, cosa que no duraría demasiado.

El 3 de diciembre de 1853 se decretó:

"... En mérito a ser conveniente dar al cuerpo de Artillería la organización que tenía desde su origen y bajo la cual ha brillado en muchos combates, el Gobierno acuerda y decreta:
"Artículo 1º- A la actual Brigada de Artillería Ligera, se dará la forma de Escuadrón que desde antes tenía; y constará de 3 Compañías con 80 plazas cada una [...]"
(los subrayados son míos)

El 21 de marzo de 1858, el Escuadrón de Artillería Ligera se transformó en el Batallón de Artillería Oriental, que tendría corta vida. El 3 de agosto de ese mismo año, se ordenó la disolución del Batallón debido a lo escaso de su personal. Una de sus Compañías se incorporó entonces al Batallón de Cazadores de la Unión y la otra pasó a servir en la Artillería de Plaza.

El 2 de enero de 1863, durante el gobierno del Presidente Berro, volvió a formarse un Escuadrón de Artillería Ligera en base a la Compañía aún existente. La unidad se hallaba a las órdenes del Teniente Coronel Zenón Freire.

El 31 de mayo de 1865, luego de la entrada del General Venancio Flores en la Capital, el Escuadrón se transformó nuevamente. El decreto, mencionaba la inmediata participación de nuestro país en la Guerra del Paraguay, e indicaba:

"Artículo 1º- Del actual cuerpo de Artillería Ligera se formará un Regimiento compuesto de 2 Escuadrones.
"Artículo 2º- El mando del Primer Escuadrón quedará a cargo del Coronel D. Bernardo Dupuy y el segundo Escuadrón, que deberá marchar a campaña, lo mandará el Sargento Mayor D. Juan B. Yance [sic]."
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 3:55 pm

XX. Artillería Oriental en la
Guerra del Paraguay
(1865 - 1870)

Image
Artillería Oriental durante la Batalla de Tuyutí (1866); Detalle de óleo de Diógenes Hequet. Imagen perteneciente al libro "Historia del Ejército".


La imagen

Este detalle de la pintura de Hequet permite apreciar una de las piezas en acción. Los hombres a los lados de las ruedas y el que se halla agachado cerca del mástil, maniobrándolo con lo que parece una barreta, estaban encargados de mover la pieza lateralmente; el hombre con el atacador que se ve al frente cargaba la pieza con bala o bote de metralla, empujándola luego. El Oficial ajusta la elevación del tubo que, como se puede apreciar aquí, es prácticamente con alza cero para disparar metralla. La tropa viste uniforme de brin blanco, con quepí azul y correaje de cuero negro; el Oficial viste uniforme totalmente azul y se halla armado con sable.
La mayoría de los servidores lleva la carabina terciada para defensa cercana. Nótese el muerto paraguayo en el medio de la Batería.

Durante esta Batalla, el 2º Escuadrón de Artillería Ligera tuvo un muerto (Teniente Aguilar) y 10 heridos.

Piezas de Artillería en Paraguay

La pieza ilustrada aquí es una rayada, de bronce, calibre 4 o 6 libras, perteneciente a la 1ª Batería del 2º Escuadrón de Artillería Ligera (ala izquierda). Además, el mismo contaba con piezas de hierro de a 9.
Todas estas armas eran de avancarga y disparaban balas esféricas macizas o botes de metralla con una carga de pólvora negra. Los botes estaban constituídos por una vaina de hierro o zinc, repleta de balines de hierro, fundición o plomo endurecido. El efecto de su disparo era como el de un escopetazo gigante, siendo muy efectivo contra tropa sin protección.

De acuerdo a los documentos, el día 24 nuestra artillería disparó 223 balas macizas, 79 granadas y 69 botes de metralla contra los paraguayos, usando 6 piezas. Teniendo en cuenta que el enfrentamiento duró 5 horas y media (10 hs - 15.30 hs), ello significa en término medio un poco más de 11 disparos por pieza y por hora.

El Regimiento de Artillería de 1865

En 1865, el Escuadrón de Artillería Ligera y de Plaza pasó al mando del Coronel Bernardo Dupuy.
De acuerdo con la Ley de presupuesto, contaba con el siguiente personal:

Plana Mayor:4 Oficiales, 2 Suboficiales, 1 corneta de órdenes y 8 clarines.

2 Compañías: 10 Oficiales, 30 Suboficiales, 4 cornetas y 100 soldados.
----- 1ª Compañía: Capitán Juan B. Yance
----- 2ª Compañía: Capitán Miguel A. Navajas.

El 1 de junio de 1865 se creó el Regimiento de Artillería, en base el Cuerpo antes mencionado. Dicho Regimiento tendría 2 Escuadrones, el 1º a las órdenes de Dupuy y el 2º a las de Yance -ahora Sargento Mayor-. Este último Escuadrón sería el que marcharía a la Campaña del Paraguay, con el Presidente Flores. El 2º Escuadrón llevaba consigo 8 piezas (2 rayadas de a 4, 2 de a 6 y 4 de a 9), divididas en dos Compañías o Baterías, de la siguiente manera:

2º Escuadrón de Artillería Ligera
----- 1ª Batería (1ª Compañía)
--------- 1ª Sección: 2 piezas rayadas de 4
--------- 2ª Sección: 2 piezas de 6
----- 2ª Batería (2ª Compañía)
--------- 1ª Sección: 2 piezas de 9
--------- 2ª Sección: 2 piezas de 9

Historial del 2º Escuadrón en la Campaña del Paraguay

El 2º Escuadrón partió el 22 de junio de 1865 en el vapor "Emperatriz".

En Yatay (17 de agosto 1865), la Unidad disponía de 93 hombres, incluyendo Jefe y Oficiales, mientras que un mes antes contaba con 150. Durante la Batalla, las piezas apoyaron las alas derecha e izquierda del Ejército de Flores, principalmente haciendo fuego sobre caballadas ensilladas en el bañado.

El 21 de septiembre, las fuerzas uruguayas capturaron en Uruguayana 2 piezas de a 4 (¡una fechada en 1793!).

El 2º Escuadrón de Artillería volvió a intervenir en Estero Bellaco (2 de mayo de 1866) y Tuyutí (24 de mayo) donde destrozó las cargas paraguayas disparando botes de metralla. Cerca de 7.000 paraguayos murieron en ese combate.

El 28 de mayo de 1866, una carga de caballería enemiga terminó con heridas para Yance, que fallecería el 7 de junio, en Montevideo. El Jefe del Escuadrón sería entonces reemplazado por el Sargento Mayor Miguel A. Navajas.

La artillería intervino en los combates de Boquerón del Sauce (16 al 18 de julio de 1866), realizando fuego de contrabatería.
Cuando Flores regresó a Montevideo (octubre), la artillería permaneció en el Paraguay con el 24 de Abril y los Voluntarios Independientes . Siguió un largo período de inacción. Luego de la caída de Humaitá (1868), el General Enrique Castro formó un piquete de Caballería proporcionando monturas a 40 artilleros. Estos hombres, con la Escolta, realizaban el servicio de descubiertas (exploración).
El 21 de diciembre de ese año, la artillería montada a las órdenes del Mayor Nicasio Galeano intervino en la Batalla de Lomas Valentinas, tiroteando al enemigo en retirada. El 27 de diciembre, la Artillería formó en el centro Aliado junto con el Batallón 24 de Abril y la 6ª Brigada brasileña de Da Silva Paranhos. El enemigo se retiró tras 7 días y 7 noches de furibundos combates.

El 5 de enero de 1869, las unidades orientales acampaban en las afueras de Asunción. Aún intervinieron, como caballería, 33 artilleros en la toma de las fundiciones de Ibicuy (13 mayo de 1869) y en el ataque sobre Peribebuy (12 agosto 1869).

En diciembre se decidió el regreso de la División Oriental a nuestro territorio.
En la revista de Cerro León (última en territorio paraguayo), el Escuadrón contaba con 1 Jefe, 9 Oficiales y 147 de tropa. Al llegar a Montevideo ese mismo mes en el vapor "Angostura", sólo había 1 Jefe, 6 Oficiales y 49 de tropa. La diferencia, eran paraguayos "adjuntos" al Escuadrón.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 4:08 pm

XXI. Cañón de la Campaña del Paraguay
Image
Cañón de avancarga de la Campaña del Paraguay; Museo de la Fortaleza del Cerro; Fotografía del "Boletín Histórico del Ejército".

Las fuerzas orientales de Artillería que actuaron en el Paraguay se componían de dos Baterías con 2 piezas de a 4, 2 de 6 y una de 9 libras, aunque luego se agregaron a estas varias piezas capturadas al enemigo (4 de a 4), capturándose posteriormente más tras la caída de Humaitá en 1868 (21 de bronce y 7 de hierro) y 14 más tras la toma de las fortificaciones de Angostura (1869).
La pieza de la ilustración se encuentra frente a la Fortaleza del Cerro de Montevideo, y seguramente todos recordamos haberla visto en nuestra niñez. Lleva la inscripción "Ejército Aliado; 1866".
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 03, 2008 9:00 pm

XXII. Columbiad paraguayo
1868

Image
Batería paraguaya en Humaitá;1868; Acuarela de José I. Garmendia;
Museo Saavedra.

Artillería paraguaya

Según el relato de León de Palleja, la artillería paraguaya era "antiquísima... histórica... Una es fundida bajo el reinado de Carlos II, otra de la República francesa..." Al parecer, algunos de los cañones de Humaitá habían pertenecido a las defensas de Montevideo durante la Guerra Grande, siendo compradas por López.
El personal que manejaba las armas, sin embargo, era capaz y había sido instruído por Oficiales brasileños.

Al comienzo de la Guerra del Paraguay, había en Humaitá un Regimiento de Artillería a Caballo (el Nº2, a las órdenes del Teniente Coronel Bruguez) y otro de Artillería de Sitio y Plaza, cuyos hombres poseían además instrucción de infantería.
Dentro de la artilería pesada más moderna -adquirida entre 1856 y 1863- se encontraban piezas inglesas de a 32 (4 piezas), 56 (2 piezas), 68 (10 piezas) y 80 (8 piezas), estas últimas con montaje para fortificación. La pieza ilustrada pertenece a este último conjunto.
El arma ilustrada es lo que los norteamericanos denominaban un "Columbiad", un obús de defensa costera. Este tipo de obuses fue desarrollado partir de 1839 ante la necesidad de piezas relativamente grandes, de largo alcance que disparasen obuses. El término "Columbiad" se siguió usando de allí en más en cualquier gran pieza de artillería y los más memoriosos recordarán este término, aplicado al cañón que disparó la nave espacial en el libro "Viaje a la Luna" de Julio Verne (concepto erróneo, si los hay, pese a que el libro es sumamente divertido).
El Columbiad del dibujo de Garmendia podría tratarse de de una pieza de 10 pulgadas (25,4cm). Su longitud rondaba las 120 pulgadas (3,0m), con tubo rayado y un peso de entre 9000 y 15000 libras (4 a 7 toneladas).

La mayoría de las piezas de Humaitá eran armas de ánima lisa y avancarga, con un alcance menor que las piezas rayadas de la flota de Tamandaré, que las podía bombardear impunemente. Nótese el montaje sobre rieles, que permitía apuntar una pieza tan pesada con relativa facilidad. El parapeto brindaba buena protección a los hombres, contra fuego frontal. La falta de una protección superior, sin embargo, la hacía vulnerable al fuego de mortero, obús y granada.

La Batalla por Humaitá (1866-1868)

La Fortaleza de Humaitá ("piedra negra", en idioma guaraní, debido a la arenisca oscura de las orillas) comprendía fuertes posiciones de artillería, como la Batería "Londres", construída por un ingeniero europeo a pedido de López. Sus paredes tenían 8 m de espesor y eran de ladrillo y tierra -no de piedra y cal- pues así se suponía que resultarían a prueba de bombas.

Humaitá se encuentra en un sitio clave, al suroeste del territorio paraguayo, prácticamente donde confluyen los Ríos Paraguay, Paraná y Bermejo, al norte de una zona de esteros casi intransitable (Estero Bellaco, donde se produjeron los combates de 1866). Con sus fuegos, cerraba el paso a cualquier nave que quisiera dirigirse hacia Asunción.
Para dificultar aún más las cosas, los paraguayos habían colocado tres cadenas de orilla a orilla del río, que aquí no tiene más de 200m de ancho.

Luego del combate naval de Riachuelo (11 de junio de 1865), en el cual el Almirante brasileño Tamandaré derrotó a la Escuadra paraguaya (4 vapores hundidos), López perdió el dominio de las vías fluviales. Humaitá cobró entonces importancia estratégica.
Vencido Paraguay en Yatay (17 de agosto de 1865) y Uruguayana (18 de septiembre), se abandonó la ofensiva sobre Corrientes, concentrándose las tropas en su territorio nacional, en torno a Humaitá.

Cuando Mitre intentó flanquear y aislar la fortaleza -maniobra similar a la intentada en Crimea por franceses, ingleses y turcos- las tropas aliadas fueron detenidas en las sangrientas jornadas de Estero Bellaco (2 de mayo de 1866), Tuyutí (24 de mayo) y Boquerón (18 de julio), luego de cruzar el Paraná.
Aunque los Aliados salieron triunfantes en la mayoría de los enfrentamientos, o bien eran victorias pírricas o no se podían tomar ventajas tácticas debido al terreno de esteros y bañados.
Decenas de miles de hombres murieron allí inútilmente.

En 1867 se desató una epidemia de cólera en los campamentos brasileños, que bajó hasta el Plata por el Paraná.
A comienzos de 1868 llegaron a Paraguay nuevos acorazados provenientes de Río de Janeiro. Ante esta amenaza, Solano López retiró sus fuerzas de Curupaytí y otras fortalezas, dejando sólo 3.600 hombres en Humaitá.

El General brasileño Osorio intentó el asalto a la plaza fuerte, siendo rechazado con 2.000 bajas.
Tras un bombardeo sin piedad por parte de los acorazados, los defensores debieron rendirse el 5 de agosto de 1868: 4 Jefes, 90 Oficiales y 1.250 soldados fueron capturados, casi todos heridos, con 36 cañones y 600 fusiles.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

Re: Artillería Histórica

Postby danny » Sun Aug 10, 2008 11:43 pm

XXIII. Cañón Krupp de 75mm;
1875

Image
Cañón Krupp de 75mm; Fotografía de "Historia del Ejército".

Los cañones Krupp de retrocarga y granadas de percusión de 90mm fueron introducidos en los primeros años de la década de 1850, en el Ejército prusiano. Comparadas con otras armas europeas de la época, de avancarga y granadas de cebo, estaban muy adelantadas a ellas, con el triple de precisión y el doble de velocidad de tiro. Asimismo, las granadas no quedaban ya limitadas por el cebo, que el artillero antiguamente debía calcular "a ojo", sino que los proyectiles, al golpear el blanco, estallaban.

Los Krupp fueron usados en la Batalla de Sadowa (1866) durante la guerra austro-prusiana y también en la guerra franco-prusiana de 1870. Estas piezas fueron usadas también en el Sudán por los ingleses (campañas 1885-1898). En modelos posteriores, Krupp agregaría un escudo para proteger a la dotación del fuego de las armas ligeras.

Los Krupp en Uruguay

El 13 de enero de 1875, el Gobierno de Latorre adquirió armamento de retrocarga Remington, que se usó contra los revolucionarios en la "Revolución Tricolor". Juntamente con los Remington, se adquirieron 3 baterías de cañones alemanes Krupp de 75mm, retrocarga y con cierre por bloque deslizante, para el Regimiento de Artillería.
Otras fuentes indican que estos cañones eran en realidad piezas de 8 cm fabricadas a fines de la década de 1860, de acero y con ánima rayada. El largo de la pieza era de 1,94m y su peso de 470 libras (216 kg).

La adquisición de estos cañones continuó y para 1885 había suficientes como para equipar 5 baterías, cada una con 6 cañones de 80mm. Una sexta batería contaba con 6 piezas de montaña Krupp de 75mm. Además, el Regimiento de Artillería disponía de 10 ametralladoras Nordenfelt de 5 cañones de 11mm y una ametralladora Nordenfelt de 4 cañones, todas sobre montaje de campaña.
El 22 de septiembre de 1891, el Regimiento recibió nuevas piezas Krupp para reemplazar a las antiguas, que tenían cierre de cuña y platillo. El nuevo material estaba formado por 2 baterías Krupp legítimas (12 cañones) que ya se encontraban en el Parque Nacional. El 9 de octubre de ese año se informó el recibo de las nuevas armas, entregándose al Parque 8 piezas Krupp de 8cm. Las piezas más antiguas pasaron al Batallón de Artillería de Plaza (es decir, se usaron como armas de fortaleza) y en 1894, en la Memoria elevada al Ministerio de Guerra y Marina, dicho Batallón indicó que poseía 6 cañones Krupp de caliobre 7 a 8cm y 6 ametralladoras Nordenfelt "de 12mm", ambas en montaje de campaña, pero sin elementos de arrastre. El estado de las piezas era bueno, pero éstas ya eran antiguas para esa época.
2 piezas Krupp aún se hallaban en uso durante la Batalla de Masoller (1904).
En 1909 se adoptaron los cañones Krupp Modelo L28 de 75mm, los que se mantuvieron en uso hasta 1965 en el grupo de Artillería Nº 2.

El ejemplar de la fotografía se conserva en el Museo Militar de la Fortaleza del Cerro de Montevideo.
El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira -deliberada, artificial y deshonesta'- sino el mito, que es persistente, persuasivo e irreal.- John F. Kennedy
User avatar
danny
 
Posts: 3801
Joined: Fri Jan 19, 2007 9:42 pm
Location: Montevideo

PreviousNext

Return to Ejercito

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest